Historia 1

Ricardo, el primer colaborador virtual del mundo

con Melanie de la Vega y Miguel Ángel Pascual Nombela.

Historia contada por Sergio Jiménez.

Aún recordamos el día en que Pernod Ricard España nos citó para compartir con nosotros uno de los mayores retos a los que nos habíamos enfrentado hasta el momento: alinear a toda la organización con la estrategia de la compañía a través de sus managers.

 “En Pernod Ricard pensamos que el rol del manager no es sólo cumplir con los objetivos, sino también gestionar a su equipo para alinearlo con la estrategia de la compañía y, de esa forma, que todos puedan contribuir a su éxito”. Melanie de la Vega, Comunicación Corporativa de Pernod Ricard España.

Hasta ese momento, el equipo de recursos humanos de Pernod Ricard había invertido en otro tipo de proyectos para alcanzar este gran reto, pero lo cierto es que todavía quedaban suficientes áreas de mejora en este ámbito como para que uno de los equipos de RRHH más innovadores que hemos conocido jamás nos propusiera trabajar en una idea singular. Una idea que se convirtió rápidamente en la solución definitiva para convertir a los managers en líderes.

“¿Qué os parecería si, al igual que a un tamagotchi hay que darle de comer o acostarlo, introdujéramos a un colaborador dentro del móvil para “regarlo” todos los días?”, nos preguntó Melanie de la Vega. A todo el equipo le pareció una idea muy sencilla pero genial. Si conseguíamos que ese colaborador virtual pareciera una persona de verdad, de carne y hueso, el proyecto ganaría mucha más fuerza. Y así nació Ricardo.

Ricardo es una aplicación móvil con la que introducimos una persona más al equipo de todos los managers de Pernod Ricard España, las 24 horas del día los 7 días de la semana. Con ella entrenamos y ponemos a prueba las habilidades de gestión de personas y liderazgo para los retos de la compañía.

Era muy importante que fuera creíble todo lo que iba a pasar allí dentro, para que los futuros usuarios se sintieran identificados y vieran a Ricardo como una verdadera herramienta que mejoraría su día a día en la relación con sus equipos. Los responsables del proyecto, en colaboración con managers de la empresa, diseñamos casos reales y situaciones del día a día, para alinearlos con los principales hitos estratégicos y procesos de recursos humanos.

Pero esto no era suficiente y había que dotar a Ricardo de una personalidad, de una vida fuera de la empresa, para que los usuarios conectaran emocionalmente con su nuevo colaborador.

“Ricardo es un miembro de mi equipo al que le dejó la novia, lo llamaron de Gran Hermano, tuvo un golpe con el coche, le toca la quiniela… te pone en situaciones muy límite como manager”. Miguel Ángel Pascual Nombela, ‎Digital & Comms Marketing Manager de Pernod Ricard España.

Y Melanie de la Vega aclara que “diseñamos situaciones en el ámbito personal de Ricardo para impactar en la relación con su manager y cómo estos momentos afectan en la gestión de su compromiso y desempeño”.

Además, todos los managers de Pernod Ricard debían demostrar quién sería el líder del año a través de diversas tablas de clasificación, donde los índices de compromiso y desempeño de cada uno de los “Ricardos” eran públicos. “En mitad de una reunión, los compañeros se salían para atender a Ricardo y no quedarse atrás”, recuerda Miguel Ángel Pascual.

Los resultados fueron muy buenos, y es que Pernod Ricard España no solo ahorró un 90% de tiempo y costes respecto a formaciones más tradicionales en este ámbito, sino que también el programa tuvo un impacto y cambio real entre los usuarios.

“Mejoramos en un 83% la identificación y selección de talento, medido a través de diferentes mecanismos y procesos que gestionamos desde recursos humanos, entre otros indicadores”. Melanie de la Vega.

Esto es Ricardo, emoción y repetición, con el fin de generar hábitos sostenibles en los managers de Pernod Ricard España para la alineación de sus equipos con la estrategia de la compañía de los próximos años. Un singular formato que se convertiría, rápidamente, en una pequeña pero gran revolución en el ámbito del liderazgo, gracias a las capacidades creativas y la transformación digital del equipo de recursos humanos de Pernod Ricard España.